Alimentación || De la mujer embarazada

Una dieta sana para una mujer embarazada debe contener alimentos con un alto contenido nutricional, mientras que debe ser pobre en otros alimentos de escasa densidad en nutrientes , como son los azúcares y los alimentos refinados. Durante el embarazo, la dieta puede requerir suplementos de minerales o de vitaminas, especialmente hierro, calcio, vitaminas D y ácido fólico. Conviene limitar la ingesta excesiva de sodio para evitar el desarrollo de hipertensión, así como la ganancia inadecuada de peso.

Dieta equilibrada durante el embarazo

La mujer embarazada debe comer una dieta equilibrada mientras persista su estado. Se admite que los requerimientos diarios recomendados (RDAs), a excepción del hierro, se pueden obtener, habitualmente, con una dieta balanceada. Sin embargo, hay que tener en cuenta que las necesidades alimenticias de las embarazadas pueden variar según condiciones individuales.

Calorías de la dieta durante el embarazo
En cuanto a la ingesta se recomienda tan solo un aumento de unas 300 calorías por día. Y no se deben reducir las calorías por debajo de niveles perjudiciales. El feto, creciendo y desarrollándose con pocas calorías, puede obligar a que se aproveche la propia grasa almacenada de la madre, originándose la producción de cuerpos cetónicos, que en altas concentraciones llegan a perjudicar al feto.

Normas dietéticas durante el embarazo

La mujer embarazada necesita unas 300 calorías adicionales al día para su mantenimiento.

Por ello, considerando los grupos de alimentos, se recomienda que para las mujeres embarazadas las cantidades de porciones de alimentos de los cuatro grupos básicos sean las siguientes:
- 4 o más porciones de frutas y de verduras ( vitaminas y minerales).
- 4 o más porciones de pan y de cereales integrales o enriquecidos (energía).
- 4 o más porciones de la leche y de productos lácteos (calcio).
- 3 o más porciones de carne, ave, pescados, huevos, legumbres y guisantes (proteína).

Utilizando la Pirámide de los Alimentos, para mujeres embarazadas, significa el aumento de los grupos principales del alimento, según sus requisitos energéticos, tal como sigue:

Porciones de la Pirámide de Alimentos para mujeres embarazadas
foto

Minerales, vitaminas y proteína durante el embarazo

Hierro
El hierro se necesita en altas dosis, especialmente en las fases finales del embarazo. Es un mineral esencial para la formación de los hematíes de la sangre y no es probable que una mujer embarazada consuma bastante en una alimentación habitual. Incrementar el aporte de hierro es necesario no solo por las demandas fetales, sino también por el gran aumento que experimenta su volumen sanguíneo.

Las mujeres embarazadas deben comer alimentos ricos en hierro para prevenir una deficiencia de hierro y evitar la anemia. Alimentos ricos en hierro son: espinaca, brócoli, fresas, carnes, granos enteros, frutos secos, legumbres

Los requisitos adicionales del hierro durante el embarazo no se pueden resolver solamente con la dieta y por ello es necesario habitualmente recurrir a suplementos.

Calcio
La mujer embarazada requiere un 40% adicional de calcio al día. El calcio es esencial para mantener la integridad del hueso de la mujer y el desarrollo esquelético del feto. RDA para calcio es de 1200 mg, suficiente para proveer las necesidades maternales y fetales. Debe aumentar su ingesta de alimentos ricos en calcio, tales como productos lácteos, si no toman leche, ni otros lácteos deben tomar un suplemento de calcio .

Sodio
Aunque el sodio no necesita ser limitado durante embarazo, sin embargo, se recomienda no realizar una ingesta excesiva. La mujer embarazada debe evitar los alimentos procesados o los denominados "chatarra" ya que son ricos en sodio. Demasiada sal puede conducir a la hipertensión, y el consumo de demasiado alimento salado puede favorecer el aumento del peso.

Folato (ácido folico o folacina)
El embarazo duplica las necesidades de una mujer ambarazada en cuanto a folato. Es esencial para la síntesis de proteína, formación de nuevas células, y producción de sangre. Suficiente folato disminuye el riesgo de defectos del tubo neural, como espina bífida y anencefalia. La deficiencia grave de folato puede dar lugar a anemia megaloblástica, entidad en la que el corazón, el hígado y el bazo de la madre pueden aumentar tanto que llegue a amenazar la vida del feto.

Alimentos ricos en folato son: huevos,verduras de intenso color verde, naranjas, legumbres, y germen del trigo.

Aunque no hay un acuerdo general en la necesidad de suplementar folato para todas las mujeres embarazadas, sin embargo se recomiendan suplementos, sobre todo para las embarazadas que son fumadoras, bebedoras o vegetarianas.

Vitamina D
La vitamina D es necesaria para la absorción de calcio y para el mantenimiento y desarrollo normal de sistema óseo tanto de la maddre como del feto. Las mujeres con baja ingesta de vitamina D debe tomar leche fortificada, especialmente las que tienen exposición mínima a la luz del sol, la suplementación diaria debe ser de unos 10 mg.

Proteína
La cantidad estimada de proteína durantee el embarazo es de 60 gm, unos 15 gm más que la normal. Los alimentos ricos en proteínas suelen ser fuentes excelentes de vitaminas y de minerales, tales como hierro, vitamina B6, y cinc. La carencia de proteínas no es un problema habitual, puesto que la dieta de la mayoría de la gente contiene cantidades adecuadas, o aún excesivas, de alimentos ricos en proteína.

Recomendaciones dietéticas diarias para una dieta equilibrada durante el embarazo

foto

Algunos alimentos y embarazo

Alcohol
La bebida alcohólica puede afectar al feto y originar el “síndrome de alcohol fetal”, un proceso que afecta al niño durante toda la vida. Por ello la mujer embarazada debe evitar tomar cualquier bebida alcohólica.

Cafeína
La cafeína es un estimulante que se encuentra en café, té, chocolate, cacao, y colas. Consumido en altas cantidades, puede causar irritabilidad, nerviosismo e insomnio, así como niños de bajo-peso-de-nacimiento. Es también un diurético y por ello puede producir algún tipo de deshidratación. Mientras no se tengan datos más científicos es aconsejable que la madre embarazada evite o limite consumir cafeína durante el embarazo.

“Enfermedad de la mañana” de la embarazada
Algunas embarazadas tienen, por la mañana, una sensación de cansancio, mareos, síntomas leves y no específicos, pero que les altera su bienestar

Pueden mejorar, adaptando su dieta, y para ello deben:
a) hacer pequeñas comidas
b) evitar no comer en muchas horas
c) beber líquidos entre comidas
d) evitar los alimentos grasos, fritos o muy condimentados
e) evitar los olores desagradables

Diabetes y embarazo
Las mujeres diabéticas deben cerciorarse de que sus niveles de glucemia se encuentran dentro de límites de normalidad. La hiperglucemia materna puede dar lugar a un feto grande y/o con alteraciones metabólicas y orgánicas.. Es importante por tanto mantener el control de la glucemia materna antes y durante de embarazo.

La diabetes gestational es una forma de diabetes que comienza durante embarazo y puede continuar después del nacimiento del niño. Esta diabetes se suele controlar con dieta, medicación y ejercicio, pero de lo contrario puede causar problemas de salud para ambos, la madre y el niño.


Referencias:
- SACHET P.: Guía de la alimentación de la embarazada.  Medici, , 1992
- GONZALES DE AGÜERO, M SOBREVIELA, E FABRE.: Alimentación y nutrición en la mujer embarazada (eds) R González de Agüero, E Fabre.  Edelvives, , 1992
- SORIA P.: Nutrición en el embarazo, En, Tratado de Nutrición. (eds) M Hernández, A Sastre. Diaz de Santos. , 1999: 699-714
- MATAIX P ARANDA.: Gestación. En, Nutricion y alimentación humana, II Tomos (ed) J Mataix..  Ergon, , 2002 803-818
- DUYFF R J.: For woman only. En, A.D.A. Complete food and nutrition guide (2ª ed) R L Duyff..  Wiley Sons, , 2002: 429-449

Dominios · Diseño Web © 2005 alimentacionynutricion · Marketing Aviso legal · Validación XHTML 1.0   Validación CSS   Validación Accesibilidad